‘Dickinson’: qué pasó de verdad y quiénes son los personajes históricos de la mejor serie de Apple TV+

‘Dickinson’: qué pasó de verdad y quiénes son los personajes históricos de la mejor serie de Apple TV+

‘Dickinson’ reimagina cómo habría sido la juventud de la poetisa Emily Dickinson a través del hip-hop, una mirada muy moderna y la aparición de algunos personajes históricos. Pero, ¿hasta qué punto lo que muestra la serie ocurrió de verdad?

Apple TV+ está ahora mismo emitiendo la tercera y última temporada de Dickinson, una de las cuatro series originales con las que plataforma echó a andar en el otoño de 2019. En aquel momento, fue la que menos ruido hizo ante las estrellas protagonistas de The Morning Show, la ambiciosa (pero fallida) espectacularidad de See y la historia alternativa de la carrera espacial de Para toda la humanidad. Sin embargo, con su tercera entrega ha terminado por confirmarse como la más consistente y la que siempre ha tenido más claro qué quería contar y cómo quería hacerlo.

La premisa de Dickinson es sencilla: cuenta la juventud de Emily Dickinson, poetisa considerada uno de los grandes titanes de la lengua inglesa, pero cuya obra se publicó póstumamente y de cuya vida se saben muy pocas cosas. Alena Smith, la creadora, decide seguir los pasos de Sophia Coppola en María Antonieta y muestra la vida de la joven, su familia y sus amigos desde una óptica del siglo XXI, aunque la ambientación en mediados del siglo XIX esté cuidada al detalle.

Eso lleva a que nos preguntemos cuánto de lo que vemos en sus episodios ocurrió de verdad. A Dickinson le interesa explorar el mundo interior y el proceso creativo de su protagonista, y cómo encajaba eso (o no) en su entorno familiar y social, y para ello modifica algunos eventos y personajes y se inventa otros. La escasez de información sobre la propia Emily ha llevado a diferentes interpretaciones de su figura por parte de los académicos, y Smith y sus guionistas tiran de aquello en lo que más o menos todos están de acuerdo para construir la serie. ¿Qué es real y qué no en sus episodios?

La propia Emily Dickinson

Emily Dickinson nació en Amherst (Massachusetts) en 1830 y murió allí en 1886. Su familia formaba parte de la clase acomodada de la ciudad. Su padre fue el tesorero de Amherst College y tenía un prestigioso bufete de abogados. Tenía dos hermanos, Austin y Lavinia, y ella nunca se casó. A su muerte dejó centenares de poemas y cartas que había ocultado y de los que apenas se había publicado un par mientras vivió. Fue su hermana Lavinia quien se encargó de sacarlos a la luz y de pelear por que se reconociera su legado, y por comentarios de personas que la conocieron se sabe también que pasó gran parte de su vida recluida en su habitación.

En líneas generales, eso es lo que se sabe sobre la Emily real. Cuando empezó a publicarse su obra, a finales del siglo XIX, lo hizo alterada por sus editores y desordenada, y no hubo una antología con algo de orden hasta 1955. Incluso entonces, su figura tardaría aún décadas en ser apreciada y analizada y lo haría desde una óptica masculina y tradicional. Por ejemplo, se consideraba que muchos de sus poemas románticos iban dirigidos a un hombre desconocido con quien el matrimonio era imposible.

Sin embargo, de casi 1.800 poesías hay 300 dedicadas a Sue, que era la mujer de su hermano y la principal confidente de Emily en lo que respecta a su obra Su opinión era la única que contaba para la poetisa, aunque buscó otros mentores. La revisión hecha de esos poemas en una época más actual, y de las cartas que ambas intercambiaron, ha llevado a que otros académicos establezcan que, en realidad, la relación entre Emily y Sue era romántica.

En la serie, dicha relación funciona como el centro emocional, evolucionando desde un amor de juventud hacia algo un poco más complejo. Sí que es cierto que Austin y Sue vivieron en la casa contigua a la residencia familiar de los Dickinson durante toda su vida.

Los personajes históricos

Dickinson hace interaccionar a su protagonista con diversos personajes históricos y con otros escritores, en parte para ubicarla dentro del contexto de su época y ver cómo encaja su obra en lo que aquellos literatos estaban publicando. Algunos de dichos personajes sí tuvieron relación directa con Emily, como Sam Bowles, editor del periódico Springfield Republican (que aparece en la segunda temporada), o Thomas Wentworth Higginson, con quien Emily se cartea durante la Guerra de Secesión y que también se encargará de la publicación de algunos de sus poemas.

Con otros, como decimos, la serie los utiliza para contextualizar la obra de Emily, y también para reírse un poco de algunas de sus características más famosas. Henry David Thoreau (John Mulaney) y su defensa de la naturaleza, por ejemplo, acaba retratado como un ermitaño al que le encanta ser famoso, mientras Louisa May Alcott (Zosia Mamet), autora de Mujercitas, representa el esfuerzo constante por ganarse la vida siendo una mujer escritora soltera, algo impensable en la época. Hasta aparece Edgar Allan Poe (Nick Kroll) durante uno de los viajes imaginarios de Emily en el carruaje de la Muerte.

En esta tercera temporada vemos a Sojourner Truth (Ziwe), esclava liberada que se convirtió en una de las grandes defensoras de los derechos de la mujer y la abolición de la esclavitud y que, aunque no tiene contacto con Emily, sitúa a la serie en todo el dilema racial subyaciente a la Guerra de Secesión. También tiene una aparición crucial Walt Whitman (Billy Eichner) para llevar a la poeta a conectarse más con sus emociones y, sobre todo, a reconocer más o menos públicamente su amor por Sue. Hacia el final de la temporada aparecerá otra de las grandes poetisas estadounidenses, Sylvia Plath (Chloe Fineman).

Dickinson aspira a transmitir la pasión, la imaginación y la inteligencia de las poesías de Emily a través de su mezcla de tonos, de su espíritu contemporáneo bajo la apariencia de un drama de época (similar a lo que hace The Great, pero con un corazón más puro) y de un humor que a veces tira por lo absurdo con gran éxito (ahí, Anna Baryshnikov y Jane Krakowski como Lavinia y su madre son las armas secretas de la serie). Ha ido ganando confianza con cada temporada y va a despedirse como una de las series de este año.

Fuente: serielistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *