‘Dexter: New Blood’ (1×09): Navidad sangrienta en el enfrentamiento definitivo entre Dexter y Kurt

‘Dexter: New Blood’ (1×09): Navidad sangrienta en el enfrentamiento definitivo entre Dexter y Kurt

Todo (o casi todo) el noveno episodio de ‘Dexter: New Bloodgira en torno a un dilema paternofilial. Bueno, en realidad en torno a varios dilemas morales, ya que nos adentramos de pleno en la exploración del concepto del pasajero oscuro y cómo canalizarlo.

Por cierto, a partir de aquí, spoilers del episodio 1×09.

El episodio comienza prácticamente del modo clásico, con un acecho a una (potencial) próxima víctima con Dexter (Michael C. Hall) preparando el terreno. Pronto sabemos que, en realidad, se trata de un relato en el que padre comparte con Harrison el famoso código de Harry. Y aquí es donde aparece Debra (Jennifer Carpenter) con una clara advertencia: hay una línea que no puede cruzar, que es contarle qué pasa con los criminales a los que se enfrenta.

No puede decir que los mata. Es demasiado. Claro, lo que no se da cuenta la hermana es que si hablas en clave das a entender lo mismo que si se habla claro. Los espectadores sabemos. Harrison, intuye. Es un poco una situación de “amiga, date cuenta”. No es la única conversación interesante entre padre e hijo que veremos tanto en este acto como en los posteriores: Dexter le cuenta a su hijo que Kurt es responsable de asesinar a decenas de chicas durante años, y éste confiesa otra cosa de “sí, ya lo sabemos“: que apuñaló a Ethan y montó la escena para salir como un héroe.

El negocio familiar

Todo el episodio es una gran sesión de terapia macabra entre Dexter e hijo justo a punto para celebrar Navidad. Mientras, Angela (Julia Jones) sigue con la gran sospecha de que su novio es el infame carnicero de la bahía. Algo que se refleja bien en sus fríos gestos de los que Jim no parece darse cuenta.

Es en su quedada para compartir regalos en los que, enfundados con jerseis navideños, ambas familias son testigos de que, lejos de haber huido lejos Kurt (Clancy Brown) sigue en el pueblo y ha pasado a saludar a la policía. Esto acelera mucho las cosas, ya que es un individuo que tiene que pasar por el rígido proceso de Harry.

La noche de navidad se acerca y la luna de sangre le sirve de excusa a padre e hijo para ir “de marcha nocturna” y no estar con las chicas. Esta noche es la noche: se cuelan en el escondrijo en busca de pruebas y lo que se encuentran es todo un museo de los horrores. Ya habíamos visto que el asesino de Iron Lake embalsamaba a sus víctimas y ahora sabemos por qué: para exponerlas, una a una, en sucesivas vitrinas a ambos lados de un largo corredor.

Entre ellas, una confirmación: Molly (Jamie Chang) se encuentra en uno de esos vítreos sarcófagos. Abrumado por este descubrimiento, por fin se habla en palabras claras, diciendo lo que solo se dejaba entrever. Mientras, pasa todo esto, vemos a Kurt rociando con gasolina, quemando y esperando con un rifle frente a la cabaña de Jimbo. Cuando se da cuenta de que no están, le suena la alarma: están en su escondrijo.

Esta es la noche

Por fin tenemos, pues, el momento del enfrentamiento final. El gran combate entre villano y antihéroe que acaba con Kurt empalado en un cumplimiento pulcro del código. Algo que no resulta nada fácil para Harrison, quien se ve digiriendo demasiada brutalidad y, además, la dolorosa verdad en torno al germen de ese enfrentamiento entre su padre y el magnate local.

No es la única dolorosa verdad que veremos en el episodio, ya que terminamos con un regalo póstumo de parte de Kurt a Angela: unos tornillos de titanio y una nota asegurando que Jim mató a Matt Caldwell. Si ya estaba, digamos, un 90% segura de que su novio es un asesino en serie, esta es la gran confirmación que nos catapultará al final de esta miniserie.

Ya sabíamos que las cosas iban a ponerse feas, pero estaba bastante seguro de que Angela iba a acabar muerta en medio del enfrentamiento entre Kurt y Dexter. Afortunadamente, no ha sido así. Claro, que hay cosas peores que la muerte y el enfrentamiento más vital de la temporada para Dexter es, precisamente, con esta agente de la ley. En una semana veremos cómo se desarrolla en el último episodio de una miniserie que ha ido in crescendo.

Fuente: Espinof

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *