‘Raphaelismo’ quiere descubrir si debajo de la “ph” sigue estando Rafael Martos

‘Raphaelismo’ quiere descubrir si debajo de la “ph” sigue estando Rafael Martos

Después de ‘Lola’, Movistar+ analiza otra figura muy importante de la música española como es Raphael. La docuserie ‘Raphaelismo’ recorre los sesenta años sobre los escenarios del cantante de una manera que sus directores, Charlie Arnaiz y Alberto Ortega, querían que hiciera justicia a las dimensiones de su protagonista.

“Queremos descubrir si debajo de la ph sigue existiendo Rafael Martos“. Esa era la idea de partida que tenía Raphaelismo según uno de sus directores, Charlie Arnaiz. Al fin y al cabo, Raphael no solo es uno de los artistas más longevos y exitosos del panorama español, sino que también es uno de los más imitados, uno que encaja perfectamente en la expresión anglosajona de ser bigger than life (más grande que la vida). Eso lleva a que el público tenga también ya ciertas ideas preconcebidas sobre él, ideas que esta docuserie de cuatro episodios, que hoy estrena Movistar+, quiere desmontar.

“La gente se va a encontrar una visión de Raphael muy diferente de la que tiene, porque todos estamos acostumbrados a verle en plató haciendo entrevistas, pero creo que cuando un artista lleva sesenta años en el mundo de la música, llega un momento en el que, en una entrevista, pones el piloto automático y cuentas siempre lo mismo”, añade Arnaiz: “Por eso nos gusta decir que, en Raphaelismo, el valor no es tanto lo que se cuenta como cómo se cuenta”.

Para ello, Arnaiz y su codirector, Alberto Ortega, nominados al Goya a mejor documental por Anatomía de un dandy, tomaron dos decisiones muy importantes a la hora de dar forma a la obra. Entrevistaron a Raphael de manera bastante exhaustiva, en seis sesiones de varias horas en las que no tenían cortapisas sobre los temas a tratar, y consiguieron grabaciones inéditas de Rafael Martos en familia, muchas de ellas grabadas por su hijo Jacobo. Ese material solo podía conseguirse porque, como cuenta Ortega, “desde el primer momento, el tono fue de muchísima confianza porque queríamos que fuera algo diferente”.

El repaso a la carrera de Raphael es más o menos lineal, pero contar con sus propias impresiones de aquellos momentos es lo que aporta un toque extra a la docuserie, incluso aunque el cantante afirme que él no es nostálgico y no le gusta mirar hacia atrás. Solo hay un asunto en el que Ortega y Arnaiz reconocen que Raphael no quiso entrar, y es su transplante de hígado en 2003.

La parte del transplante es algo que le duele, no le sale el habla cuando habla de ello”, cuenta Alberto Ortega, pero Raphaelismo sí cuenta cómo llegó el artista hasta ese punto, sobre todo a través de los testimonios de su mujer, Natalia Figueroa, y de sus hijos. Ortega añade que “queríamos contarlo todo porque es igual de interesante el éxito que no el fracaso, porque con Raphael la palabra fracaso no ha existido”.

La docuserie siempre traza el ascenso de Raphael dentro de la época en la que se produjo, una década de los 60 en la que él no encajaba en lo que se llevaba en aquel momento en una España en la que el franquismo iniciaba una tímida apertura superficial. Para Charlie Arnaiz era importante “poner a la gente en contexto del momento en el que surge Raphael (…). Creo que últimamente, y esto es una opinión personal, estamos desligándonos demasiado del contexto y estamos yendo a hacer daño a chistes, a formas de ser, a determinados personajes que nacieron en un determinado contexto histórico que, cuando los sacas de ese contexto histórico y te los llevas a 2022, es my fácil tirarles tomates y burlarte de ellos”.

La mirada que se hace a la figura del artista jiennense está llena de respeto y de querer hacer justicia a la importancia que tiene en las últimas seis décadas de la sociedad española. “Vivimos en un país donde, muchas veces, tendemos a menospreciar lo que es nuestro”, apunta Arnaiz: “Y un señor que ha triunfado en el mundo entero, que sale de una familia muy, muy humilde y, lo más sorprendente de todo, que después de sesenta años, sigue ahí, nos parecía que era un acto de justicia”.

Fuente: Serielistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *